Menu

PUBLICIDAD

FÚTBOL FEMENINO VENEZUELA

FÚTBOL FEMENINO VENEZUELA

sábado, 29 de marzo de 2014

Gabriela, la revolución silenciosa


Gabriela, la revolución silenciosa
© Getty Images
Es una chica sorprendente. Con el balón en los pies aprovecha su poderoso físico (1,75m) para imponerse a las defensas más cerradas. Delante de un micro, se encoge, se tapa y parece desear que la trague la tierra. En el campo es atrevida y desequilibrante; fuera, es tremendamente tímida y huidiza. Es la delantera Gabriela García, una de las claves del éxito de la selección de Venezuela que este próximo 31 de marzo peleará en las semifinales de la Copa Mundial Femenina Sub-17 Costa Rica 2014 ante Japón.
“Desde los cinco años me gusta jugar. Siempre arriba, haciendo goles. Tengo varios hermanos, pero ninguno juega. Sólo yo”, explica a FIFA.com. Ella es la penúltima de ocho hermanos que hoy deben estar más que orgullosos de su chica. Como todo su pueblo, Tunapuy, capital del Municipio Libertador, del Estado de Sucre, en el que siguen todos sus partidos en una pantalla gigante.
Ante Canadá, en cuartos, disfrutarían con el golazo con el que selló la histórica victoria por 3-2 que aupó a Venezuela a su máximo logro en el fútbol mundial. Encontró un hueco imposible entre la portera y el palo. Pura intuición. En el grupo, ante Zambia, firmó un triplete.
Suma ya 4 goles y 2 asistencias. La gran beneficiada de su generosidad es Deyna Castellanos, la actual máxima goleadora del torneo: “Tenemos química, nos compenetramos bien. Poco a poco vamos trabajando y nos entendemos mejor”, dice Deyna con un guiño de cariño a su compañera, que estuvo a punto de perderse el Mundial por una operación de hernia en enero.
Contundente con sus preferencias futbolísticas, admira al brasileño Neymar y es hincha del Bayern de Múnich. Gabriela ya mira con ganas el siguiente reto, porque lo que a ella más le gusta es saltar al césped. Ahí es donde de verdad se siente cómoda.
“Hemos llegado más lejos que ningún equipo venezolano. Es una alegría que no se puede explicar. Ahora hay que seguir luchando y llegar a la final. Se lo dedicaré a mi familia y a mi pueblo”, nos dice la jugadora del Caracas FC.
Cuando regresó coronada como campeona del Sudamericano, su pueblo la recibió como a una celebridad. Salieron todos a la calle con la camiseta vinotinto y colgaron las banderas venezolanas de los balcones. La montaron en un carro descapotable y la hicieron desfilar mostrando el premio que recibió como máxima goleadora del torneo. ¿Qué fiesta le prepararán si su Gabriela conquista el trono mundial?