Menu

PUBLICIDAD

FÚTBOL FEMENINO VENEZUELA

FÚTBOL FEMENINO VENEZUELA

jueves, 3 de marzo de 2016

La nueva vida de Sasic

© Getty Images
FIFA.com

Dicen que el mejor momento para retirarse es cuando se está en la cima. Y eso es precisamente lo que ha hecho Celia Sasic, que, para sorpresa de muchos, anunció que colgaba las botas sólo dos semanas después de disputar la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015 y de adjudicarse la Bota de Oro de adidas que la distinguió como máxima goleadora de la cita mundialista. La jubilación anticipada de la delantera alemana supuso una gran pérdida, no sólo para su selección sino también para su club. Y es que, el pasado mes de mayo, Sasic conquistó con los colores del FFC Fráncfort la Liga de Campeones Femenina de la UEFA y se proclamó además máxima goleadora del torneo.
“Cuando abordé el tema, la decisión ya estaba tomada.
Lo que quiero decir es que no coloqué la cuestión sobre la mesa para que los demás opinasen y me ayudasen a decidir. La decisión la tomé yo sola, aunque lógicamente, sí discutí el tema primero con mi entorno más próximo”, explica Sasic a FIFA.com.
“Es algo característico de mí. Cuando se me mete algo en la cabeza no suelo dar marcha atrás. Sólo algunas personas del mundo del fútbol conocían mi decisión, pero ninguna de ellas trató de detenerme. Lo que me dijeron más bien fue algo así: Vale, no tengo que descubrirte el gran talento que tienes y lo especial que es pero, en cualquier caso, entiendo tus razones”, añade.
Sin tiempo para asimilarlo
Sasic sabe que ser deportista de élite le habría permitido seguir viviendo una vida fuera de lo común, con privilegios como, por ejemplo, viajar por el mundo y participar en grandes competiciones. “Durante toda mi vida he estado rodeada de compañeras, técnicos y médicos. Siempre he formado parte de un gran equipo o de un club, así que a veces no puedo evitar sentirme un poco sola sin toda esa gente, y pensar que mi día a día ahora es muy aburrido y monótono. Cuando estás acostumbrada a ese tipo de vida y de repente dejas de verte inmersa en ella se te hace un poco raro”, revela la joven de 27 años, que, pese a todo, no se arrepiente de haber tomado la decisión.
Hasta ahora, la internacional alemana, que ha disputado un total de 111 partidos con su selección, aún no ha tenido demasiado tiempo para hacer balance de su carrera. Los acontecimientos se han sucedido sin descanso desde que anunció su retirada. Sasic recibió el premio a la mejor futbolista del año en Europa, fue junto con Carli Lloyd y Aya Miyama una de las tres finalistas a Jugadora Mundial de la FIFA 2015 y se convirtió en la única futbolista no en activo que formó parte del once ideal del año.
Un sinfín de momentos especiales“Necesitaré un poco de tiempo para asimilarlo completamente. Ha sido una etapa larga e intensa en la que han ocurrido muchas cosas”, explica. Durante todo este tiempo, Sasic ha conquistado, entre otros logros, dos Eurocopas (2009 y 2013), una Copa de Alemania (2014) y una medalla de bronce olímpica (2008). De todos esos momentos, ¿cuál ha sido el que recuerda de una manera más especial?
“Lógicamente, tendrían que ser los títulos. El momento en el que te subes al podio y alzas el trofeo. No obstante, también hay partidos, jugadas y goles concretos que se me vienen a la cabeza y que nunca olvidaré”, responde esta mujer nacida en Bonn e hija de madre francesa y de padre camerunés.
“Creo que uno de los momentos más especiales de mi trayectoria tuvo lugar en la Eurocopa de 2009. Me acababa de recuperar de una mononucleosis y era suplente. En semifinales habíamos empezado perdiendo contra Noruega y yo salí y marqué el gol que establecía el 2-1 y consumaba la remontada. Son momentos que se te quedan grabados. Pero también te acuerdas de cosas que ocurrieron fuera del terreno de juego, cosas que compartiste con toda esa gente que te rodeaba y que nunca te cansarás de rememorar”, añade. 
Durante la Gala del FIFA Ballon d'Or 2015 la exinternacional alemana reveló además que estaba embarazada de su primer hijo. Si duda, un reto completamente distinto a los que ha afrontado hasta ahora, pero igual de ilusionante en esta nueva etapa de su vida. Una etapa en la que, por cierto, Sasic piensa continuar muy pendiente de la pelota.
“El fútbol es el deporte más popular del mundo y la verdad es que me encanta. El hecho de que haya dejado de practicarlo profesionalmente no quiere decir que vaya a renegar de él. He decidido colgar las botas, pero me gustaría  continuar ligada al fútbol, porque se trata de mi pasión”, concluye.